La Catedral y los planes demoledores

El miércoles, 02 de junio de 2010 a las 16:11

Los días pasados he recibido cartas y preguntas pidiendo confirmación sobre la denuncia aparecida en este Diario respecto a la negativa del Obispo de Ica para recibir ayuda internacional para recuperar la antigua Catedral de nuestra ciudad. Podemos decir, desde esta columna, que la carta existe y la propuesta de ayuda también. Y confirmamos -por los hechos- que el rechazo se ha dado a través del silencio, como muda respuesta de nuestra autoridad eclesiástica.

No querer recibir una importante ayuda internacional para restaurar y recuperar la antigua Catedral, tiene varias lecturas, a la luz de los años transcurridos desde su ofrecimiento. La primera de ellas habría sido que, desde los predios de la diócesis en todo momento se habría manejado como única salida la demolición de esta vetusta edificación colonial, no aceptando alternativas distintas a ésta, de allí el rechazo categórico (se comenta que el primer emplazamiento de la frustrada Basílica habría sido el lugar que ocupa hoy la Catedral). La segunda lectura sería que, al recibir esta millonaria ayuda, el prelado se hubiese sentido comprometido a hacer lo mismo con el Santuario de Luren, que está menos dañado que el Templo ubicado en la Plaza de Armas (y como ya sabemos, la fijación del Obispo es demolerlo y hacer otro templo distinto al original).

Si esta ayuda internacional se hubiese ofrecido a cualquiera de los ciudadanos de esta urbe para recuperar nuestras casas -luego del terremoto- la respuesta de aceptación no hubiese tardado años, sino minutos. Tener nuestras casas habitables siempre será la primera prioridad. Por ello lo cuerdo, lo sensato y lo urgente (en el caso de la Catedral) hubiese sido aceptar la ayuda inmediatamente se ofreció; pero muchas veces -como ya ha ocurrido- los planes no le salen redondos al religioso chiclayano. Menos cuando estos se hacen protegidos por el velo del misterio y a espaldas del pueblo creyente. No tenemos por qué quejarnos, las malas famas las hacemos nosotros mismos, con nuestras acciones y también con nuestras omisiones.

En Pocas Palabra
Por Ronny Galindo Aparcana
setrga@hotmail.com
Publicado en el Diario La Voz de Ica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s